¡Qué perras!

por Horacio Zaldivar

Primero la fiesta 

Los muertos pueden esperar… 

Exclamó la joven ante una imagen en Facebook. El padre de la joven acudió a observar la computadora para saber del impacto generado por el contenido en la red social, y pudo observar al exgobernador Miguel Alonso, Enrique Flores presidente del PRI, Adolfo Bonilla empresario fresnillense y Alejandro Tello, están festejando la derrota en el Quinta Real; así es hija, en el PRI festejan todo.

Ante los comentario de padre e hija, terció el abuelo, un viejo prillísta como se lo inculcó su padre: Ambos se equivocan, no se reunieron para celebrar la derrota, sino el triunfo de Tello, Miguel y Fito que los pone a salvo de cualquier morena vendetta.

Padre e hija quedaron con la cara de what. A chingá, exclamó el hijo, a ver apá barájela más despacio que no entendimos eso del triunfo de Tello, Miguel y Fito Bonilla. Les explico “con peras y manzanas” para ver si así entienden. 

Alejandro Tello le debe la gubernatura a su amigo Miguel Alonso, quien le encargó cuidara sus espaldas por el desfalco a las arcas públicas, orden que “Alex” cumplió a la perfección. Ambos sabían que David Monreal llegaría al tercer intento arrastrado por la marca de López Obrador, por lo que optaron por curarse en salud, en blindarse ante cualquier pesquisa, y posible persecución. 

Ante el inminente escenario, decidieron contratar a Jorge Miranda para el manejo y pago de la deuda, y de paso ayudar con nuevos tributos para el pago de la misma. “Alex”, Miguel Alonso y Miranda Castro se reunieron en lujoso restaurante en la zona de Polanco donde cerraron el acuerdo.

Allegados al Gobernador y extesorero aseguran que desde que antes del inicio del quinquenio tendieron puentes con David Monreal para poner el gobierno a sus órdenes a cambio que Miguel Alonso y “Alex” no sufrieran persecución alguna.

Aún más, Adolfo Bonilla vástago de don José Bonilla Robles acérrimo enemigo de Ricardo Monreal, tuvo que enviar al baúl los resabios de su progenitor y remar en contra de la candidatura de Claudia Anaya, allanando el camino al moreno candidato, a cambio que tampoco fuera investigado y perseguido por el desaseo por decir lo menos en la Secampo, entre otros pendientes.

Por su parte Enrique Flores exalcalde de Guadalupe, “Alex” y Miguel lo siguen utilizando como peón de ajedrez. Al respecto habrá que señalar que Tello Cristerna fue ingrato con Flores Mendoza, el que lo arropó durante sus 2 primeros años de gobierno ante su gris despeñó, incluso lo mantuvo vetado por largo tiempo hasta el regreso a Zacatecas de Miguel Alonso. 

El cuarteto de la imagen celebra que cada uno salió ganando con la derrota del PRI, cuya dirigencia estatal abandonó a sus suerte a muchos candidatos de la colación “Va por Zacatecas”, sin interponer ningún recurso en favor de aquellos que reclamaban la defensa de sus derechos, violentados durante la jornada electoral, entre otras omisiones, además que Miguel Alonso ya decidió por la militancia priísta que Flores Mendoza siga encargado de la franquicia partidista.

Qué perras…

Un comentario sobre «¡Qué perras!»

  1. Efectivamente todo se festeja pero en el fondo festejan: El antes y el después ya que En aquellos años no tenía lo que ahora tienen y es como el que gana gran fortuna en la Ruleta. Ya después en los juegos subsecuentes sólo apuesta pequeñas cantidades. Por tanto siguen festejando y por otra parte el que les vayan a perdonar lo último recabado en esa Ruleta: pues aun mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *