Entre la lealtad y el pragmatismo

por Horacio Zaldivar

La fuerza de una familia como la fuerza de un ejército 

se funda en su mutua lealtad

Mario Puzo 

A diferencia de su hermano Saúl, David tarde o temprano tendrá que tomar una definición: Ser leal a su hermano y maestro Ricardo, u optar por el pragmatismo puro, y continuar en las filas de Morena, en un intento por convencer al presidente de su lealtad y respaldo a su proyecto personal de la Cuarta Transformación.

Si me refiriera a un político convencional, sin temor a equivocarme diría que David seguirá leal a su hermano Ricardo. Sin embargo, en los hechos, quien aún no comienza a gobernar Zacatecas, ha dado muestras que prefiere un proyecto compartido con aquellas que “le mueven el tapete”  desde hace más de 3 o 4 años.

A pesar de los innumerables cónclaves con su hermano Ricardo incluyendo el de este último fin de semana, encuentros en los por cierto los actores siempre terminan sonriendo a la cámara, David acepta sin conceder las ”recomendaciones” de su hermano Ricardo, hasta que regresa a su círculo más íntimo e influyente, para olvidar el enésimo compromiso y vuelve a su proyecto tripartita. 

Si alguien está consciente que Ricardo Monreal camina sobre un trapecio sin red de protección, es precisamente su hermano David. Para nadie es un secreto que el titular de la Junta de Coordinación Política del Senador de la República, un día resiste los embates del presidente, y al siguiente también.

De igual forma, desde la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, la consentida de López Obrador para el 2024, vía Martí Batres, entre otros, abiertamente dirige sus baterías en contra de Ricardo Monreal, mientras el grupo lopezobradorista hace lo propio desde diversas secretarías e instituciones.

Ricardo Monreal tiene su ruta trazada hacia el 2024 contemplando el fuego amigo, y enemigo, de eso no cabe la menor duda. En este nuevo proyecto no ha dejado nada a la suerte, por el contrario, cada acción, cada paso ha sido medido con precisión de relojería suiza, y seguramente incluye la posibilidad que David vaya por la libre.

David Monreal sabe, está consciente que López Obrador, como su personal proyecto van en declive. Han sido públicas las señales de exasperación del presidente desde la “mañanera”, que apuntan a un prematuro desgaste apenas a mitad de su mandato, incrementando la descalificación a sus adversarios e instituciones , rabietas presidenciales que dan cuenta de su desesperación ante una inminente derrota en el 2024.

Aún más, a López Obrador la oposición ya le marcó el alto, cansados, hartos, hasta la madre de quererlos controlar, someter a base de amenazas de la FGR y la UIF; el presidente va en franco declive, decadencia, y sus más cercanos colaboradores lo saben, y en corto coinciden: Que poco nos duró el gusto (…)

En el caso de Zacatecas, para el grupo político de David Monreal la estabilidad, gobernabilidad y esperanza de triunfo en las urnas en el 2024-hasta el momento de redactar este despacho-está puesta en la figura de López Obrador, quien ya dio muestras de hartazgo, cansancio, pero sobre todo frustración, al comprobar que nada es para siempre, menos el poder autoritario. 

Seguramente David Monreal definirá su suerte y lealtades a la aprobación del Presupuesto de la Federación para el ejercicio fiscal 2022, en el que podrá constatar que “su amigo” el presidente no tuvo ninguna consideración, ni gesto de reciprocidad para Zacatecas, por el contrario, sinnúmero de voces de sus más allegados aconsejarán al presidente que no alimentar las aspiraciones de Ricardo Monreal, vía su hermano David. 

Al tiempo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *