Pablo Mercado, la Abogacía, profesión de alto riesgo: Presidente de la CONAMEX.

ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.

José Pablo Mercado Solís, presidente de la Coordinadora Nacional de Abogados de México (Conamex) en Zacatecas, declaró que ejercer en el estado es una profesión de alto riesgo, pues 22 agremiados han dejado de practicar por amenazas, tres están bajo protección y tres han sido asesinados.

“Desafortunadamente, este clima de inseguridad que se vive en Zacatecas y en la República ha golpeado principalmente a los compañeros que litigan y se dedican a lo penal y mercantil”.

Expuso que han solicitado directamente al fiscal Francisco Murillo Ruiseco implementación de medidas de protección, “porque estamos en una situación muy endeble y eso ha propiciado que se dediquen a otra actividad”.

Detalló que los abogados son amenazados, amedrentados, incluso violentados, por lo que quienes continúan ejerciendo no toman casos que pongan en riesgo su integridad.

Aseguró que, de acuerdo al padrón de agremiados, 22 han decidido ya no ejercer, “otros tres compañeros están bajo resguardo por haber sido amenazados y caídos van tres compañeros en 2021”.

Mercado Solís precisó que la Federación de Colegios y Asociaciones de Abogados en el Estado de Zacatecas tiene actualmente un padrón de 822 abogados agremiados.

Estrategia Fallida

Durante el desayuno por el día del abogado, Iván Casas Figueroa, abogado litigante y miembro de la Conamex, coincidió con Mercado Solís y declaró que la estrategia del Grupo de Coordinación Local (GCL) es fallida.

“Ya bastantes abogados a nivel nacional, y lamentablemente también aquí en el estado, han perdido la vida por ejercer libremente la profesión, por lo que las autoridades deben dar un giro en el combate a la delincuencia”.

Aseguró que el GCL “es una reunión solo para tomar café y que todas las corporaciones manejen la misma versión sobre los hechos de inseguridad más trascendentes”.

Opinó que las reuniones no garantizan la seguridad y solo se realizan por ser un mandato desde la Federación que no tiene como eje un combate al tráfico de armas y lavado de dinero.

Expuso que los niveles delincuenciales son altos porque hay un gran flujo de dinero de dudosa procedencia para comprar armas con las que se cometen los homicidios.

Asimismo, Casas Figueroa aseguró que el combate a las drogas no es la solución y lo mejor es la legalización para el uso recreativo como ha ocurrido en Estados Unidos.

Reiteró que es necesario un cambio en las estrategias y las reuniones no deberían caer en una monotonía por mandato gubernamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *