Percepción de violencia sufrida por personal femenino de enfermería durante la pandemia: especialista

Los docentes investigadores del Doctorado en Farmacología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Juan Carlos Medrano Rodríguez, Fátima del Muro Casas y Nelly Alejandra Rodríguez Guajardo, durante el IV Coloquio de Investigaciones sobre Mujeres y Perspectiva de Género, presentaron el tema: “Percepción de violencia sufrida por el personal femenino de enfermería durante la pandemia por coronavirus”.

Como preámbulo a la investigación, el docente Juan Carlos Medrano Rodríguez, quien fungió como expositor, mencionó algunos de los temas que con anterioridad fueron retomados, en particular por el Instituto de Salud Pública y que describe “la violencia contra las mujeres”, en la cual se reconoció la violencia laboral, de sus derechos a los servicios de salud, así como de atención médica según la gravedad de sus lesiones, entre otros estudios que reafirman la agresión en mayor porcentaje a personal femenino y donde prevalece la agresión verbal, física y psicológica, con “muy pocos” casos denunciados.

En relación con la pandemia-comentó-, el Observatorio Nacional Ciudadano dio a conocer la participación de las enfermeras en México, contabilizando un aproximado de 450 mil, quienes en ese entorno reportaron agresiones de tipo “verbales, escritas y hasta por correo electrónico” en lugares como su casa, edificios habitacionales, vecindarios, colonias, incluso en sus sitios de trabajo, y todo “por ser mujeres que trabajan atendiendo pacientes de COVID-19”.

Medrano Rodríguez manifestó que, de 42 personas encuestadas, nueve de ellas refirieron no haber sufrido violencia, mientras que 33 respondieron que sí. Algunas de las características que tienen las mujeres violentadas son: mujeres de 30 y 31 años en su mayoría casadas, y solteras -en casi igual porcentaje-, “como si estos aspectos representaran algún tipo de protección o de riesgo”, y la mayoría con licenciatura terminada. De las personas que ejercieron el acto de violencia, se determinó por un rango muy cercano al de los hombres, que las mujeres son quienes perpetraron la agresión contra las enfermeras.

El 78.4 por ciento confirmó la agresión física, siendo los detergentes, blanqueadores y corrosivos, los más usados para efectuar el ataque; después, los líquidos fríos o calientes, golpes mediante patadas y finalmente, el uso de objetos contundentes.

En conclusión, la investigación demostró la violencia ejercida hacia el género femenino, y pertenecer al gremio laboral, que, durante la pandemia, significó un mayor riesgo; asimismo y no siendo objeto de estudio, se encontró que, en este ámbito, el género masculino también padeció violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *