SE REAVIVÓ LA FIESTA DE LOS TOROS EN ZACATECAS.

COMUNICADO DE PRENSA 

AIRES RENOVADOS EN LA TAUROMAQUIA 

  • Se repartieron ocho orejas, 16 ovaciones a picadores y subalternos, 11 toros acudieron de largo al picador, dos veces se abrió la puerta grande 
  • Festejos diferentes: aplausos a picadores, quites en todos los toros con suertes mexicanas, dinamismo en la celebración, toros con el lomo más limpio, estocadas con efectos fulminantes 
  • Nuevos tiempos pospandemia de la fiesta de los toros en México 
  • Aficionados taurinos contentos con lo vivido en la Monumental 
  • Nutrida asistencia a los coloquios con presentaciones de las nuevas herramientas 

     

    Zacatecas, Zac.- Después de la ausencia de festejos, el balance general del ciclo de cuatro festejos a la usanza mexicana y coloquios en la plaza de toros Monumental Zacatecas es extraordinario. La gente acudió en el número permitido por las autoridades sanitarias para presenciar algo diferente: desde la suerte de varas, hasta la mejoría en la dinámica de los festejos a la mexicana. El evento fue capaz de congregar no sólo taurinos zacatecanos, sino de varias partes del país e incluso del extranjero, de Estados Unidos y Sudamérica. 

     

    En el serial se cortaron ocho apéndices en total, da un promedio de 2 orejas por festejo. Las figuras fueron Sergio Flores con dos orejas y Leo Valadez con tres orejas, se llevaron las palmas y la admiración de los asistentes con soberbias faenas para abrir la puerta grande. Los otros matadores tuvieron faenas sobresalientes, algunas de ellas, se malograron con pinchazos al momento de entrar a matar.  

     

    La plaza Monumental Zacatecas fue escenario de la utilización de las nuevas herramientas de lidia, por primera vez con público. Estos utensilios dejan la etapa experimental, para pasar a la fase práctica, desde donde se intentará mejorar las corridas de toros. 

     

    Las cuatro ganaderías participante cumplieron enviando toros que fueron al caballo con alegría. 11 bureles acudieron de largo ante el cite de los picadores quienes los recibieron con las nuevas puyas. En resumen, de los 24 toros lidiados, 15 fueron dos veces al caballo ante el aplauso del público. El objetivo de las nuevas puyas se cumplió con éxito al conservar la condición física de los toros sin cambiar las características en la embestida. 

     

    Se vivieron tres días de algarabía con 16 ovaciones a picadores y subalternos, algo nunca visto en cuatro eventos. El varilarguero Cesar Morales se agenció la mejor vara del serial, y de muchos años, los aficionados lo sacaron al tercio, con petición de dar la vuelta al ruedo, cosa que es extremadamente inusual. Esto sucedió el sábado 20 por la tarde en el quinto toro del tercer festejo.  

     

    Eventos en los que lucieron todos los protagonistas: toreros, picadores y subalternos. Los matadores avivaron la fiesta taurina dieron un recital de quites con suertes mexicanas, participaron todos los alternantes, en todos los toros del serial, sin excepción. La recreación de quites fue fenomenal ante el beneplácito de la afición.  

     

    Los nuevos estoques cumplieron con su cometido: ser más eficientes. Algunos bureles duraron en pie solamente algunos segundos después de las estocadas. Hubo dos realmente fulminantes de tres segundos, otras cinco muy buenas de entre 12 y 20 segundos para que doblara y recibiera la puntilla. Cabe hacer la aclaración que los estoques nuevos fueron usados por algunos matadores, no por todos los actuantes. 

     

    En cada festejo la revista 4º Tercio entregó una estatuilla al mejor matador, tres de los 12 matadores recibieron la escultura. Además, se premiaron a dos banderilleros y dos picadores en cada gala. Fueron 11 salidas al tercio de los banderilleros con las ovaciones y algarabía de los aficionados. En el rubro de las banderillas se utilizaron tres tipos de nuevos punzones. 

     

    Las lidias fueron más dinámicas, con menores tiempos muertos de ejecución, lo que agradeció la gente congregada en el tendido que disfrutó de mayor calidad del espectáculo. Al final, por primera vez en la historia, el público asistente se quedó a aplaudir, ya sin toros ni toreros, con esto, el respetable muestra su aprobación a lo realizado en tres días de actividad taurina en la Monumental de cantera y plata. 

     

    Los coloquios organizados durante el ciclo fueron muy bien aceptados por la afición al estar interesados en asistir, y sobre todo, elevar el conocimiento de estas nuevas herramientas y con mayor detalle. 

     

    Cabe destacar, los esfuerzos para cumplir con la responsabilidad que exigían los ocho eventos, cuatro en el ruedo y cuatro de cultura, de las empresas “Zacatecas, Tierra de Toros” y “Tauro Espectáculos” con el apoyo de la AMTAC (Asociación Mexicana de la Tauromaquia Arte y Cultura), de las asociaciones de ganaderos, subalternos, empresarios y toreros; y de Tauromaquia Mexicana, esta última, con el beneficio de los fondos recaudados para la defensa y difusión de los toros. 

     

    Gracias al esfuerzo de todos los participantes, el evento fue el inicio de una nueva etapa del toreo en México. Estos cuatro festejos dejan muchas experiencias para ser analizadas entre los profesionales y los aficionados a la más bella de todas las fiestas: la fiesta de los toros. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *