NO AL USO POLÍTICO ELECTORAL DEL IMPUESTO ECOLÓGICO: GABY PINEDO

Apremia la atención psicológica al personal de salud

Ante el reciente anuncio del gobierno estatal de que en breve recibirá 600 millones de pesos del denominado “impuesto ecológico”, y ante la cercanía de inicio del proceso electoral, la diputada Gabriela Pinedo Morales propuso al pleno del Poder Legislativo exhortar al Poder Ejecutivo para que no haga un uso político de esos recursos.

La iniciativa de punto de acuerdo, en coautoría con los legisladores Héctor Menchaca Medrano y Jesús Padilla Estrada, indica que el gobierno del estado, ha señalado que, del impuesto ecológico por recibir, se tomarían 50 millones para la adquisición de vacunas contra el Covid-19, y a esta cifra habría que sumarle otros 50 millones de pesos que el titular del Ejecutivo tiene para tal fin, lo que mueve a sospecha, puesto que no se han cubierto todos los protocolos publicados el 25 de enero de 2021 en el Diario Oficial de la Federación al respecto.

En ese decreto se establece, entre otras cosas, que para que los gobiernos de las entidades federativas puedan adquirir vacunas, deben realizar ante la Secretaría de Salud Federal, lo siguiente: “presentar los contratos que suscriban con las farmacéuticas autorizadas en México, para la adquisición de vacunas”; e “informar la cantidad de dosis de vacunas adquiridas y las aplicadas a la población en general, con información desagregada conforme a la Política Nacional de Vacunación”.

Por otra parte, los tres legisladores, a través de Héctor Menchaca, pidieron que el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Salud, despliegue con apremio acciones para atender psicológica y psiquiátricamente al personal de salud que lleva un año en la contención de la pandemia, ya que la salud emocional de este sector se encuentra afectada mostrando síntomas como ansiedad, tensión, insomnio, angustia, preocupación y una reacción de estrés que se considera más allá de lo normal, según investigaciones realizadas sobre este problema.

Entre otras medidas, se propone el tratamiento psicológico y psiquiátrico; consultas semanales; apoyo mediante bonos económicos; cuadrillas al frente de un médico internista con el fin de que puedan descansar entre sí y; contratar personal y acciones que consistan en desplazar médicos y enfermeros a otras entidades donde no haya saturación de hospitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *