AMLO ,amigo de Zacatecas; Peña Nieto, cuate de Miguel Alonso. Ágora Digital.

Arriba el Presidente de México saluda a campesinos durante una de sus giras por el estado. Abajo, el ex gobernador Miguel Alonso con Enrique Peña Nieto, entonces gobernador del Edomex durante el primer informe de labores del zacatecano

Agorando

 Zacatecas.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha visitado en 6 ocasiones la entidad, más que ningún otro en la historia y apenas están por cumplirse 2 años de mandato. En programas sociales, en éste lapso nuestra entidad ha recibido más de 13 mil millones de pesos.

El recurso llega de manera directa a los beneficiarios que más lo necesitan a través de casi 600 Servidores de la Nación en los 58 municipios y prácticamente todas sus comunidades; así sean adultos mayores, jóvenes que estudian o no, personas con discapacidad y campesinos, al igual que pequeños comerciantes que han perdido todo o “casi todo” gracias a esta pandemia.

El gobierno de México ha beneficiado con pensión bimestral a 123 mil 550 adultos mayores y 8 mil 395 personas con discapacidad, también a más de 84 mil jóvenes y poco más de 38 mil familias con hijos en educación básica.

El propio gobernador Alejandro Tello, el jueves pasado, durante la más reciente visita del Presidente reconoció que gracias a esos apoyos de los llamados programas prioritarios del gobierno federal y las remesas de los migrantes, Zacatecas a pesar de la crisis económica que la azota como al resto del País, sigue en pie.

Ése reconocimiento del gobernador sin embargo, contrasta con su incesante discurso, cuando el Presidente no está frente a él, de que los apoyos de la Federación, no se notan. https://www.agoradigital.com.mx/no-se-notan-apoyos-del-bienestar-tello/

Entre (2010 y 2016) el ex gobernador Miguel Alonso nunca se cansó de presumir al entonces Presidente Enrique Peña Nieto como “amigo de Zacatecas”, lo repetía siempre que podía.

Más que amigo de la entidad, Peña Nieto demostró ser amigo de Miguel Alonso Reyes, incluso compartieron ciertas prácticas como la promoción con recursos públicos de sus “personalidades” disfrazada de publicidad que promocionaba obras y acciones gubernamentales.

En el periodo de Peña Nieto la Secretaría de la Función Pública documentó que el Gobierno federal y sus dependencias gastaron 53 mil 500 millones de pesos de publicidad, lo que equivale aproximadamente a 2 años el presupuesto completo de nuestra entidad.

En ése último sexenio del denominado “nuevo PRI” Televisa recibió 8 mil 155 millones 912 mil pesos y televisión Azteca 6 mil 295 millones 168 mil pesos.

En el caso de Zacatecas, el ex gobernador Miguel Alonso siguió el mismo patrón y de acuerdo a información recabada vía transparencia, su administración erogó más de mil 200 millones de pesos en contratos publicitarios, siendo Televisión Azteca y Televisa, también los más favorecidos.

En ése caso, la empresa del Ajusco facturó en su filial local 101 millones 788 mil pesos, mientras que Televisa facturó por publicidad 133 millones 131 mil pesos y Grupo B-15 propiedad del ex candidato a gobernador José Bonilla Robles, padre del secretario del campo Adolfo Bonilla facturó en ése sexenio alonsista recursos por 125 millones 691 mil pesos.

Bonilla, por cierto será el candidato a gobernador palomeado por la alianza Miguel Alonso Reyes- Alejandro Tello.

En ambos casos, tanto Peña Nieto como Alonso Reyes otorgaron la publicidad a los medios sin criterios basados en alguna ley o reglamento que permitiera conocer por qué los gobernantes eligieron a uno u otro medios, el criterio que prevaleció a falta de regulación es fue el gusto personal de quien contrata, así fuera gobernante no de sí mismo sino de todo un pueblo.

Y también prevaleció aquél famoso criterio de los tiempos de la dictadura perfecta priísta “no pago para que me pegues” que acuñó el ex presidente López Portillo.

En otro aspecto en el que Peña demostró ser amigo de Alonso Reyes, fue en permitir que nuestro estado incrementara su nivel de deuda de forma estratosférica y en el derroche en Zacatecas de recursos públicos en obras que jamás se concluyeron y permanecen como elefantes blancos.

Así es el caso por ejemplo de el “Centro Cultural Toma de Zacatecas”con valor de 387 millones de pesos, el cual inauguró Alonso días antes de concluir su mandato, a pesar de que la obra no estaba concluida y tenía hasta goteras al momento de su apertura.

Tan la obra no estuvo lista ni terminada que apenas concluyó el concierto de gala con el tenor Fernando de la Mora que el recinto volvió a cerrar y jamás reabrió sus puertas.

Otra obra millonaria del sexenio alonsista que a la fecha permanece inconclusa es el Puente Peatonal del Cerro de las Bolsas.

 Pero quizá la mayor herencia que dejó Alonso Reyes a su correligionario, el gobernador Tello y a todos los zacatecanos es la deuda por más de de siete mil millones de pesos, según datos oficiales.

Sin embargo, integrantes del Observatorio Ciudadano de Zacatecas para la Función Pública A.C. calculan que la deuda al día de hoy por los intereses vencidos sería mayor a los 12 mil millones de pesos, 11 veces mayor a la deuda por 600 millones que habría dejado la ex gobernadora Amalia García.

Los derroches que ocasionó el gobernador Alonso Reyes con dinero de todos los zacatecanos, hizo que la senadora Soledad Luévano interpusiera varias denuncias en su contra tanto en la entonces Procuraduría General de la República (PGR), hoy Fiscalía General de la República (FGR) y la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Por el momento ambos casos, las denuncias parecen estar guardada en la congeladora, aunque el Presidente López Obrador advirtió aquí la semana pasada que las denuncias que hubiera contra el ex gobernador priísta deberían de proceder.

En tanto, el ex gobernador Miguel Alonso Reyes, como secretario adjunto del CEN del PRI junto a Alejandro Moreno, presidente nacional tricolor tomaron protesta este 24 de agosto a los nuevos integrantes del Consejo Político Estatal para que de la mano con el gobernador Tello se impulse la candidatura de Adolfo Bonilla actual Secretario del Campo a la gubernatura.

Y el ex presidente Peña, aliado de todos ellos, vive en Europa, mientras su aliado Emilio “L” sigue en proceso ventilando los desfalcos millonarios del nuevo PRI a la nación por casos como Odebrecht y los sobornos millonarios a legisladores panistas y priístas para aprobar entre otras la Reforma Energética… Y como diría Raúl Velasco, mítico descubridor de estrellas como Angélica Rivera, ex esposa de Peña Nieto, aún hay más.

Mientras tanto, nos encontramos el próximo lunes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *