Candidatos de Zacatecas bajo el tamiz de la Unidad de Inteligencia Financiera.

por : Horacio Zaldivar

En todo el país, pero hablando de Zacatecas, la poderosa Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que encabeza Santiago Nieto Castillo, terminará convirtiéndose en el tamiz por el que tengan que pasar los aspirantes a cargos de elección popular, y no es que haya una nueva normativa electoral al respecto, será en la práctica su decisiva participación. 

Previo al capítulo de los videoescándalos entre opositores y gobierno de López Obrador, en Zacatecas, la polarización entre los contendientes alcanza niveles superiores, que día tras día actores políticos, aliados, y medios de comunicación convenidos con las partes, lanzan ataques, y descalificaciones a sus adversarios en busca de incidir en el ánimo de un electorado escéptico, pero sobre todo, harto, hasta la madre de la barata demagogia, y de más de lo mismo. 

Por una parte blanquiazules y amarillos en coyuntural alianza con Ulises Mejía alcalde capitalino, Fernando Arteaga presidente estatal de Morena, Luis Medina Elizalde, y el grupo lopezobradorista encabezado por Yeidckol Polevnsky, Martí Batres, Irma Eréndira Sandoval secretaria de la Función Pública y John Ackerman, enemigos de Ricardo Monreal, conforman el bloque opositor al grupo monrealista

A este grupo habrá que sumar la corriente alonsista, que gobierna Zacatecas. Sin embargo, sus miembros están más preocupados por su suerte al término del quinquenio trágico, y por supuesto, al justificado temor de la terca memoria de Ricardo Monreal, y el cobro de facturas, que por apoyar al grupo antimonrealista

Por la otra parte, Ricardo Monreal coordinador de Morena en el Senado, y sus pares, Soledad Luevano, Cristobal Arias, Manuel Velasco y Mario Delgado coordinador de los diputados federales de Morena, conforman el grupo antagónico que apoya la aún incierta candidatura de David Monreal, además de otros políticos que hasta ahora guardan bajo perfil y mantienen fuera de reflectores su lealtad al senador. 

El grupo antimonrealista investiga y prepara sendas denuncias ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Fiscalía General de la República (FGR), y de la Función Pública (SFP), en contra David Monreal, por presuntos actos de corrupción al frente de la Coordinadora Nacional de Ganadería, en el contrato signado con Industrias A y G (léase Cuauhtémoc Calderón Galván) por 50 millones de pesos en el marco del Programa Crédito Ganadero a La Palabra, que a la fecha sigue pendiente la justificación de recursos, facturas, etc., amen de un presunto enriquecimiento ilícito entre otros presuntos delitos. 

Su contraparte, de igual forma, ya puso en marcha investigaciones de los antimonrealistas que por una parte, den cuenta del origen y destino de los millonarios recursos que aspirantes a cargos de elección popular ejercen sin recato en: “apoyos”, publicidad, autopromoción, compra de lealtades, estructura, etc., para en su momento presentar denuncia ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y otras instituciones de fiscalización, rendición de cuentas y procuración de justicia. 

Por su parte, Marko Cortés dirigente nacional de PAN quien encabeza la campaña contra de las políticas pública de López Obrador, impulsor de la tendencia en la red social Twitter con el hashtag #LosLópezTambiénRoban, ha dejado en claro que de no proceder en México las denuncias en contra de funcionarios y candidatos corruptos de la Cuatro T, acudirán a organismos internaciones, secundado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuya dirigencia guarda viejos resabios contra López Obrador. 

Es importante señalar, que estos grupos antagónicos tienen interlocución con el presidente López Obrador, unos más, otros menos, y que de ambos depende evitar mayor lodazal a la figura presidencial y su partido Morena; este punto tendrá peso específico en su guerra por Zacatecas, sin embargo, al fragor de la campaña seguramente pasará a segundo término ante las ambiciones personales de los aspirantes a gobernar el estado. 

En este tenor, muchos de los que hoy aspiran a un cargo de elección popular en el proceso electoral del 2021, quizás no alcancen siquiera a registrarse o bien sean separados en plena campaña por una simple razón: Santiago Nieto y su Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), optará por sacrificar a los que les haya comprobado actos de corrupción, antes que seguir permitiendo mantengan sumido en el lodazal a su presidente López Obrador. 

Queda claro que para el electorado de a pie, el más vulnerable, la riqueza mal habida de gobernantes, funcionarios, legisladores y los miembros de la mal llamada “clase política”, resulta ilógico, grotesco, que con sus salarios por muy elevados que estos hayan sido, o sean, se justifique la adquisición de grandes mansiones, ranchos, inmuebles que aprovechan para rentar al sector público, aeronaves, lujoso automóviles, hoteles, empresas y viajes por el mundo, los hayan conseguido con el sudor de su frente. 

Seguramente en Zacatecas, esta privilegiada clase social también será alcanzada en las denuncias ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), pues “la gente ya se hartó de tanta pinche tranza” como afirmara en días pasado López Obrador; resultará imposible ocultar ante la UFI el origen de sus fortunas que en algunos casos superan los 150 millones de dólares americanos, sí leyó usted bien estimado lector, algo así como 3 mil 300 millones de pesos.   

Que en en el 2021 gobiernen el menos corruptos, es pregunta…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *