Todos Unidos Contra Monreal (TUCM)por Horacio Zaldivar

Cuando llegan los dolores, no vienen espías solos; sino en batallones 

William Shakespeare

La desesperación hace presa del PRI-Gobierno de Zacatecas ante la inminente derrota a manos de Morena en el 2021. Mientras el gobernador se somete a las políticas del nuevo gobierno de la República, un sinnúmero de titulares de dependencias mantienen e impulsan una gran campaña en contra de la familia Monreal. 

Ante la angustia no solo de perder la elección, sino de ser investigados por el nuevo gobierno, desde la Coordinación de Comunicación Social salen las directrices a la prensa convenida con generosidad, incluyendo los conductores y corresponsales apapachados en sus nóminas, los que prestos dedican editoriales y reproducen todo tipo de noticias descalificando a la familia que seguramente gobernará en el 2021.

Bien dicen “que en el amor y en la guerra todo se vale”, es cierto, sin embargo hacen ver al gobernador cómo el personaje que simula ir de la mano con el presidente de la República, pero que pareciera alentar el linchamiento, por lo menos mediático, en contra de los morenos aspirantes a la gubernatura pertenecientes a la familia Monreal. 

Otra de las versiones que circulan en Palacio de Gobierno, es la conducción de la campaña está a cargo de Jehú Salas, aún secretario general de gobierno y protegido de la Dra. Cristina Rodríguez Pacheco, que según los que saben de esto, es la que manda en el gobierno estatal sin discusión alguna.

Hasta la fecha no se ha visto que esta campaña alcance al mercenario número uno en Zacatecas José Narro Céspedes, como tampoco a Luis Medina Elizalde, muchos menos en contra de Ulises Mejía alcalde la capital, quien por cierto también pertenece a Morena, y por supuesto de la senadora Geovanna Bañuelos, quien forma parte del grupo monrealista.

En este tenor habrá que destacar que uno de los factores que “justifica” la campaña de linchamiento, y esgrime en su defensa el gobierno estatal, obedece a las constantes descalificaciones que un pequeño grupo de seguidores que se ostenta “cercanísimo” a uno de los candidatos, llevan a cabo en sus cuentas de redes sociales, en un intento de terminar de decantar la vapuleada imagen del gobierno y gobernador.

Queda claro, que al final de la ruta, los únicos que pagarán los platos rotos, será el gobernador y un buen número de funcionarios que hoy con singular alegría atizan la hoguera en la que pretenden incinerar a la familia Monreal, toda vez que los medios, columnistas, conductores, y corresponsales que participan en la campaña, sin rubor alguno hacen acto de presencia en eventos de alguno de los miembros de la familia Monreal, en busca de venderse al siguiente postor. 

Dicen que los linchamientos tienen “V” de vuelta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*